Fabián D. Arias-Rodríguez, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador, Pichincha, Quito, Ecuador Daniel A. Armijos-Quintero, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador, Pichincha, Quito, Ecuador Pamela A. Beltrán-Vinueza, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador, Pichincha, Quito, Ecuador Daniela V. Córdova- Macías, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Laica Eloy Alfaro, Manabí, Manta, Ecuador Jorge X. Guadamud-Loor, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Técnica de Manabí, Manabí, Portoviejo. Ecuador Walter D. Osejos-Moreira, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador, Pichincha, Quito, Ecuador Marlon G. Rojas-Cadena, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador, Pichincha, Quito, Ecuador Melany K. Vega-Bustamante, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador, Pichincha, Quito, Ecuador


La tromboembolia pulmonar (TEP) generalmente es debida a una trombosis venosa profunda, estas en conjunto representan las dos condiciones conocidas como tromboembolia venosa (TEV), que ocurre debido a elementos predisponentes que incluyen daño endotelial, estasis venosa y estados de hipercoagulabilidad, conocidos como la tríada de Virchow. Es más común en hombres y la incidencia aumenta con la edad. La TEV es una condición potencialmente mortal si no se trata de manera oportuna debido a que tiene una tendencia natural hacia la recurrencia temprana de la embolia pulmonar que puede conducir al desarrollo de una insuficiencia ventricular derecha severa. Ante una sospecha de TEP se sugiere un enfoque que combina la evaluación de probabilidad clínica pretest acompañada de la prueba del dímero D y por imagen mediante la angiotomografía pulmonar computarizada. El manejo se centra en la estabilización del paciente y anticoagulación, según el riesgo de hemorragia.



Keywords: Tromboembolia venosa. Disnea. Insuficiencia ventricular derecha. Dímero D. Anticoagulación.