Alfredo Chama-Naranjo,
Cirugía general, Hospital Central Sur de Alta Especialidad PEMEX, Ciudad de México, México
Joaquín Becerra-Bello,
Angiología, Cirugía vascular y endovascular, Hospital Regional de Villahermosa PEMEX, Villahermosa, Tabasco, México
Ricardo A. Valdez Sánchez,
Cirugía general, Hospital Central Sur de Alta Especialidad PEMEX, Ciudad de México, México
Hernán Huerta-Huerta,
Angiología, Cirugía vascular y endovascular, Hospital Central Sur de Alta Especialidad PEMEX, Ciudad de México, México


El diagnóstico de la trombosis venosa profunda (TVP) se basa de manera exclusiva en su clínica y la exploración física es poco sensible y específica. Puede emplearse la adecuada integración de ambas partes con los factores de riesgo y un posible diagnóstico alternativo para clasificar a los pacientes de acuerdo con el modelo de la escala de Wells. La determinación del dímero D (DD) indica la necesidad de realizar una ecografía Doppler. La flebografía es todavía la norma de referencia, aunque se reserva para casos específicos. Los anticoagulantes a dosis terapéuticas durante al menos tres meses constituyen la piedra angular terapéutica. Las heparinas de bajo peso molecular han desplazado a las no fraccionadas en el tratamiento de la enfermedad debido a sus menores complicaciones. Se espera que la aparición de nuevos anticoagulantes orales optimice el tratamiento ambulatorio de la TVP



Keywords: Trombosis venosa profunda. Diagnóstico. Escala de Wells. Dímero D. Heparinas de bajo peso molecular